jueves, 15 de octubre de 2015

Certificados de profesionalidad y formación profesional ¿en qué se diferencian?

Como ya os hemos comentado en anteriores post, cuando adquieres tu Certificado de Profesionalidad estás acreditando que tienes una serie de competencias profesionales, es decir, que has desempeñado una serie de funciones y dominas los conocimientos imprescindibles para realizar un determinado trabajo. Los certificados de profesionalidad se convierten así en un instrumento de acreditación de las Cualificaciones Profesionales. Pero, seguro que alguna vez os habéis hecho esta pregunta…¿Qué diferencia hay entre los Certificados de Profesionalidad y la Formación Profesional?




Pues aunque tanto Formación Profesional como certificados de profesionalidad tienen en común la adquisición de capacidades, existen algunas diferencias importantes entre ambos.

  • Mientras que la Formación Profesional (FP) se corresponde con una titulación académica, el certificado de profesionalidad no es un título académico, es una acreditación laboral.
  • Los certificados de profesionalidad son expedidos por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y los órganos competentes de las Comunidades Autónomas dependiendo de qué administración gestione los cursos o procedimientos que el trabajador ha utilizado para conseguir el certificado, sin embargo, los títulos de Formación Profesional lo expide el Ministerio de Educación.
  • Los cursos que se ofertan para la obtención de los Certificados de Profesionalidad son organizados por los Servicios Públicos de Empleo y los correspondientes a la formación profesional son desarrollados por las diferentes Consejerías de Educación.
  • Los Certificados de Profesionalidad cuentan con 3 niveles: certificado de profesionalidad I, II y III. Los niveles establecidos para los Ciclos Formativos de Formación Profesional son los Ciclos Formativos de Grado Medio y los Ciclos Formativos de Grado Superior.
  • Normalmente, los Certificados de Profesionalidad son realizados por trabajadores, ya sea desempleados u ocupados, que demandan formación que pueden conseguir cumpliendo con unos requisitos mínimos (establecidos por la especialidad de formación) y unos requisitos legales (en función de las Consejerías de Educación). Por su parte, la titulación de Formación Profesional la realizan estudiantes que han superado unos requisitos académicos previos. Las condiciones de acceso se centran en la posesión del título de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato (ciclo de grado medio y superior respectivamente).
  • En cuanto a sus contenidos, los Certificados de Profesionalidad y los títulos de FP incluyen módulos asociados al Catálogo Nacional de Cualificaciones. Sin embargo, los títulos incluyen además otros módulos no asociados, como pueden ser formación y orientación laboral, primeros auxilios, empresa e iniciativa emprendedora...