lunes, 31 de agosto de 2015

Consejos para retomar el trabajo o los estudios tras las vacaciones

Ya se acaba agosto y para muchos eso significa la vuelta al trabajo o a los estudios tras el ansiado descanso estival. El regreso a la rutina tras una etapa de relax puede generar ansiedad, estrés, bajón anímico, nerviosismo, insomnio…lo que se conoce como síndrome postvacacional.

En este post vamos a intentar darte algunos consejos para hacerte más llevadera la vuelta  a tus obligaciones, pero debes tener presente que lo más importante es afrontar este cambio con una actitud positiva, y eso sólo depende de ti.

  • No alargues tus vacaciones hasta el último día. Lo más aconsejable es volver de las vacaciones dos o tres días antes de reincorporarnos a nuestras obligaciones, así tendremos un periodo de transición físico y mental en el que podremos descansar, adaptar nuestro horario, organizar y planificar todo.
  • Incorpórate a mitad de semana. Puede parecer una tontería, pero si la incorporación se realiza un lunes, la sensación de ansiedad puede ser mayor.
  • Prioriza las tareas y tómatelo con calma. No podemos pretender recuperar todo el trabajo acumulado en un día, por lo que es muy importante, empezar sin prisas y planteándote objetivos realistas. Tu nivel de productividad se incrementará según pasen los días.
  • Mantente activo. Que hayas terminado las vacaciones no quiere decir que no puedas seguir disfrutando del tiempo que te queda libre en tu día a día…Realiza ejercicio, sal con los amigos, lee un libro, da un paseo… Este tipo de actividades te ayudarán a no echar tanto de menos los días de vacaciones.
  • Cambia el chip. Trata de buscar el lado positivo de la vuelta al trabajo o a los estudios. Por ejemplo, poder reencontrarte con tus compañeros, seguir aprendiendo cosas nuevas... Además, debes ser consciente de la suerte que tienes de poder disfrutar de unas vacaciones.

Volver a la rutina siempre es duro, pero estamos seguros de que si ponéis en práctica estos consejos, el periodo de adaptación será mucho más sencillo y llevadero.