martes, 17 de enero de 2017

Las claves del sector administrativo

Rosa María Isorna Potel, licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración, se especializó en el comportamiento del consumidor e investigación social y de mercado en la Universidad de Santiago de Compostela. Su experiencia laboral le ha permitido trabajar en departamentos de investigación de mercado, desarrollo de negocio en tecnologías de la información y la comunicación (TICs) y en marketing. Tras ello, en 2009, comienza a trabajar como formadora en consultorías, Asociaciones de Empresarios, Xunta de Galicia o SEPE de forma presencial y on line. Actualmente, combina esta labor con la elaboración de contenidos de certificados de profesionalidad en Certia Editorial, con quien ya ha publicado varios manuales de la rama de Administración y Gestión que completan los certificados ADGD0108 Gestión contable y gestión administrativa para auditoría, ADGD0308 Actividades de gestión administrativa y COMT0411 Gestión comercial de ventas.


1. ¿A quién van dirigidos sus manuales “UF0314 Gestión contable”, “MF0979_2 Gestión operativa de tesorería” y “MF0980_2 Gestión auxiliar de personal”? A profesionales que cursan un certificado de profesionalidad para refrescar o actualizar sus conocimientos, o para obtener capacidades y una titulación en otros sectores más “productivos” o con más posibilidades de empleo.

2. ¿Qué tipo de contenidos nos podemos encontrar en sus manuales? Pertenecen a certificados de carácter laboral, fiscal, y contable. Son contenidos de carácter administrativo, fundamentalmente.

3. El sector administrativo es uno de los que genera más puesto de trabajo en España, ¿por qué es tan importante tener una buena gestión administrativa en una empresa?
La información de calidad es fundamental para la competitividad de las empresas. Las tecnologías de la información y la comunicación nos facilitan el trabajo pero también nos muestran lo exigente que es el tratamiento de los datos, la calidad, la seguridad, la necesidad de actualización continúa…
























4. ¿Cómo puede mejorar la economía de una empresa a través de la gestión? Fundamentalmente en el ahorro de costes, de tiempos y en una mayor eficiencia en el trabajo. Una empresa bien gestionada es más competitiva, los trabajadores se sienten más satisfechos, hay una mayor productividad y mejores resultados, la alternativa tristemente obvia es el caos.

5. ¿Por qué es importante que administrativos y contables tengan un certificado de profesionalidad que acrediten sus conocimientos? ¿Hay intrusismo en este sector?
Cada vez hay una mayor especialización de los profesionales, hay una incipiente necesidad de actualización de conocimientos y sobre todo de dar a la formación una dimensión más práctica, más tecnológica y más orientada a las empresas. Para el ejercicio de muchas profesiones los certificados de profesionalidad se han vuelto obligatorios, no sería de extrañar que el área administrativa acabe engrosando esa lista.
No creo que haya intrusismo, si no que distintos profesionales buscan en ofertas de administración una salida laboral: desde licenciados o diplomados en administración de empresas, economía, relaciones laborales, derecho, formación profesional rama administrativa…

6. ¿A qué salidas profesionales están orientados sus manuales? Personal de administración de empresas, consultoría empresarial, y auditoría, fundamentalmente.

7. ¿Qué criterios se de deben tener en cuenta a la hora de escoger un manual con contenidos de calidad? Que esté actualizado y que cumpla con el programa del certificado, que viene establecido, como apoyo a las personas que cursan un certificado. La bibliografía debe ser un apoyo y un complemento a las clases, tanto presenciales como on line.

8. ¿Cuál es la parte más complicada de escribir manuales de certificados de profesionalidad? Dar frescura al contenido, o una mayor dimensión práctica, o menos teórica. La legislación nos marca línea a línea el contenido de cada módulo o unidad formativa, los certificados de profesionalidad surgen del entorno laboral y la dimensión pedagógica queda muy diluida o muy encorsetada.