viernes, 29 de mayo de 2015

Formador de certificados de profesionalidad, una profesión con futuro

El campo de los certificados de profesionalidad supone una gran oportunidad para aquellas personas que cuentan con experiencia laboral en un determinado sector pero carecen de una acreditación oficial, aunque no son los únicos que pueden sacar partido de estos certificados. Si tienes vocación de formador y te gusta enseñar a otras personas en lo que trabajas, puedes convertirte en formador de certificados de profesionalidad. En este post te explicamos cómo.



Si queréis ser formadores debéis cumplir una serie de requisitos, según se recoge en el Real Decreto 34/2008, modificado por el Real Decreto 189/2013.

Se puede decir que el formador de certificados de profesionalidad tiene un doble perfil profesional, puesto que por un lado es un experto en la materia que imparte y, por otro, cuenta con la competencia docente necesaria para la impartir esa formación. Por ello, para poder impartir la formación correspondiente a cada uno de los módulos formativos de los certificados de profesionalidad, debéis reunir:

  • Los requisitos específicos que solicite cada certificado de profesionalidad, acreditándose mediante la correspondiente titulación y/o experiencia profesional en el campo de las competencias relacionadas con el módulo formativo.
  • Tendréis que acreditar la competencia docente requerida. Para ello, debéis poseer el certificado de profesionalidad de formador ocupacional o el certificado de profesionalidad de docencia de la formación profesional para el empleo.


No obstante, estarán exentos de contar con alguno de estos dos certificados de profesionalidad anteriores:

  • Licenciados en Pedagogía, Psicopedagogía o Maestro en cualquiera de sus especialidades, graduado en el ámbito de la Psicología o Pedagogía o un posgraduado en los citados ámbitos.
  • Si poseéis una titulación universitaria distinta de las indicadas y contáis con el Certificado de Aptitud Pedagogía (CAP) o de los títulos profesionales de Especialización Didáctica y el Certificado de Cualificación Pedagógica. Además estarán exentos aquellos que acrediten la posesión del Máster Universitario que habilita al ejercicio de las Profesiones reguladas de Profesor de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Escuelas Oficiales de Idiomas y quienes, estando en posesión de una titulación declarada equivalente a efectos de docencia, no puedan realizar los estudios de Máster.
  • Quienes acrediten experiencia docente contrastada de por lo menos 600 horas en los últimos 10 años en formación profesional para el empleo o del sistema educativo.


Por último, si os decantáis por la teleformación, además de cumplir los requisitos anteriores, deberéis acreditar una formación de al menos 30 horas o experiencia en esta modalidad y en la utilización de las tecnologías de la información y comunicación (TIC)

Si te gusta enseñar y disfrutas con tu trabajo, ¿por qué no orientar tu carrera hacia la formación?