martes, 31 de marzo de 2015

Aprende a ‘venderte’ a través de tu Currículum Vitae

Ahora que ya sabes cómo acreditar tu experiencia laboral, llega el momento de aprender a ‘venderte’ a través de un buen Currículum Vitae. Y es que, puedes ser el mejor en algo, pero si no sabes cómo hacérselo saber a la persona que te podría contratar, de poco te servirá.

Partimos de la base de que cada día llegan a las oficinas de recursos humanos de las empresas un montón de currículums, y desgraciadamente, la mayor parte no pasarán de un simple vistazo, por eso debemos cuidar al máximo todos los aspectos del mismo.

Lo primero que debes tener presente, es que la información que incluya tu Currículum debe ser clara y estar bien estructurada en varios apartados. Aquí te ponemos un ejemplo:

- Datos personales

Además de tus datos personales (nombre, dirección, teléfono, email) en este apartado puedes incluir también tus perfiles en redes sociales, así como tu blog, si dispusieses de uno. Ten en cuenta que el 60% de las empresas consulta las redes sociales en sus procesos de selección.


- Formación académica

Se puede dividir en formación oficial (títulos universitarios y de FP, programas de postgrado); Cursos complementarios (formación ocupacional, cursos y seminarios, etc.) En los cursos complementarios no debemos incluir todos los cursos que hayamos hecho, sólo aquellos que se adecuen a la oferta de trabajo o que puedan interesar a la empresa.

- Idiomas

Este es uno de los apartados que más se tiende a inflar en el Currículum. Intenta ser sincero y poner tu nivel real de idiomas, ya que te podrían hacer una prueba para comprobarlo.

- Informática

Normalmente, el nivel de conocimientos informáticos se mide según esta escala: Usuario, usuario avanzado, profesional y experto.

- Experiencia Profesional

Puedes ordenar tu experiencia profesional de dos formas:

  • Cronológico Natural: Se trata de ordenar tu experiencia de la más antigua a la más reciente. ¡Ojo!, no es muy recomendable cuando se ha cambiado de empleo con frecuencia.
  • Cronológico Inverso: Se trata de destacar la experiencia laboral más reciente. Esta opción es recomendable si nuestro último empleo tiene relación con el puesto de trabajo al que aspiramos.

- Datos de interés

Puedes finalizar tu Currículum Vitae con un apartado en el que incluyas datos adicionales que puedan ser de interés para la empresa, tales como si dispones de carnet de conducir, si tienes disponibilidad para viajar e incluso alguno de tus hobbies.

Finalmente, aportarás valor a tu Currículum si incluyes un párrafo al final del documento, donde expreses tus objetivos profesionales y personales en relación al puesto al que quieres optar.

Otros aspectos que debes tener presente:
  • No hace falta escribir ‘Currículum Vitae’ en la parte superior.
  • Brevedad. No debe pasar de las dos hojas y escribe por una sola cara.
  • Utiliza una fuente legible que facilite la lectura.
  • ¡Mucho cuidado con las faltas de ortografía!
  • Nada de adornos innecesarios.
  • Usa una foto reciente y en color.
  • Utiliza la negrita para destacar algunos datos.
  • Envía siempre originales, nunca recurras a fotocopias.
  • Revísalo siempre dos veces antes de enviarlo.

Y sobre todo…¡No mientas! Inflar tu currículum con datos falsos puede terminar pasándote factura, es cuestión de tiempo que te descubran y podría echar por tierra una candidatura completa. Así que nada de atribuirse títulos que no tengas, elevar tu nivel de inglés, de conocimientos y programas informáticos o inventar empleos en empresas que nunca han existido.

Recuerda que tu currículum es tu carta de presentación, por eso te recomendamos que le dediques tiempo para conseguir un currículum perfecto que te ayude a lograr ese trabajo que tanto deseas.